¿Cómo encender el carbón?

Para encender el carbón en la parrilla, se recomienda conformar un centro con papel de diario arrugado, y sobre el mismo colocar pedazos de tabla de madera delgada como la que viene en las cajas para embalar frutillas o similares.
Una vez armada la pirámide, se coloca el carbón alrededor y se le prende fuego al diario.

A los pocos minutos, se apreciará el resultado de unas brasas en pleno apogeo.

La idea es no usar ningún tipo de combustible, que contaminará el metal de la parrilla y posteriormente, le dará muy mal sabor a la carne. El punto ideal es cuando se observa el carbón ligeramente blanco.

Preparando un buen asado

Existen infinidad de datos y consejos para preparar un buen asado, pero al igual que en el futbol,  cada jugador tiene sus cualidades, y son ellos los que definen el partido.

En el caso del parrillero, sucede lo mismo, el resultado de una buena presentación pasa por las exclusivas cualidades del asador. Con el correr del tiempo, cada parrillero aprende de la experiencia anterior,  sea en el tiempo de cocción, el momento de salar la carne, la altura de la parrilla  en relación a las brasas, la intensidad de calor requerida según el tamaño del corte a preparar.

La base de todos los consejos, es no disimular el sabor de la carne de vacuno con distintas salsas o aliños. Solamente sal,  un rato antes de comenzar a servir.

Al igual  que  caminar, bailar, conducir un vehiculo, o cualquier actividad nueva que se comienza, los porrazos y fracasos  son útiles y forman parte del aprendizaje en sus inicios.

Como hacer un buen asado a la leña

Para lograr un buen asado “rioplatense”, que se logra  en nuestras parrillas Cuperfi a la leña, se requiere del uso de leñas “duras” como el espino.

El encendido se recomienda siempre con astillas o pedazos de tabla de madera delgada, mezcladas con los troncos delgados de espino, con el fin de evitar el uso de combustibles.

Este proceso requiere de mucha paciencia, ya que lograr obtener brasas de la leña puede demorar aproximadamente 2 horas, previas a la colocación de la carne sobre la parrilla.

El resultado vale la pena, ya que la carne se impregnará del olor de la leña y la cocción es más lenta, lo que mejora la retención de sus jugos naturales.

¿Cómo mantener la parrilla?

Las parrillas Cuperfi se confeccionan en acero inoxidable, y en su mayoría son desmontables para aseo. Eso permite que se laven en la cocina junto con los demás utensilios, con un detergente antigrasa y agua caliente. Quedan como nuevas.

No se recomienda el uso de las parrillas de asado como chimeneas a leña, ya que la grasa acumulada en la campana y ductos de tiraje, propia del uso de la parrilla en el tiempo, podría encenderse con el consiguiente peligro de incendio.

Es recomendable una revisión y mantención de limpieza interior una vez al año.